Son el resultado final del esfuerzo y dedicación de todas las personas que formamos PROCESA.

Como parte de nuestro compromiso con la innovación y la nutrición, somos la primera marca de atún en manejar el empaque pouch.

El proceso de envasado en pouch es más eficiente, por ejemplo, el tiempo de cocción y esterilización es 50% menor comparado con el de la lata tradicional. Esto da como resultado una mejor textura al atún, a la vez que mantiene sus valores nutrimentales y un sabor más rico.
La tecnología del pouch no requiere añadir líquidos para mantener la frescura del atún, por lo que no es necesario escurrirlo.
Además, es amigable con el ambiente; genera un volumen mucho menor de basura y al no necesitar drenarse no aporta cargas contaminantes al drenaje ni tuberías.

Estos beneficios hacen del atún en pouch una presentación innovadora y altamente práctica porque se puede llevar a cualquier parte y comerse en cualquier momento.